Déjanos aquí tu mensaje

Comportamientos básicos: una perspectiva práctica

Comportamientos básicos: una perspectiva práctica

Por Ken Ramirez el 28/05/2019 en Cartas de Ken

#Kenramirez

Me preguntan con frecuencia: “¿Cuáles son los primeros comportamientos que debemos enseñar a nuestros animales? ¿Importa el orden? ¿Cómo determinamos qué se debe entrenar primero?

¡Depende!

No hay dos animales exactamente iguales, y no hay dos situaciones de entrenamiento exactamente iguales, por lo que mi respuesta inicial a la pregunta de qué entrenar primero es siempre: “¡Depende!” Sin embargo, utilizo una secuencia específica cuando entreno a un nuevo animal, y lo comparto aquí contigo.Comportamientos básicos 1

1. Acercarse y comer.  

Si un animal no se acerca y come de mí voluntariamente, no puedo comenzar a entrenar. Si bien esto puede parecer obvio, me encuentro con entrenadores que no reconocen este hecho. Antes de realizar cualquier tipo de entrenamiento formal, es importante enseñarle a un animal a acercarse a ti y tomar la comida. La única excepción podría ser un proyecto de entrenamiento remoto que no involucre ninguna interacción entre el animal y el entrenador. Pero, incluso entonces, es imposible moldear el comportamiento hasta que el animal se acerca y acepta refuerzos. Mi prioridad siempre es el bienestar, la salud y la comodidad del animal, y trabajo para crear un ambiente cómodo y seguro.

2. Sígueme.

Cuando el animal se acerca y come de mí, le enseño "sígueme". Continúo dándole comida, y gradualmente trabajo hasta que el animal me sigue cuando doy un paso hacia la derecha o hacia la izquierda. Cuando el animal me sigue cuando retrocedo varios pasos, eso indica mayor comodidad y confianza y es una señal de que el animal está listo para un entrenamiento más formal.

3. Target u objeto diana. (Algo que se enseña al animal a tocar con alguna parte de su cuerpo)

A continuación, presento un target u objeto diana: un target de mano o un target físico, dependiendo del animal. Algunos animales son curiosos y olfatean, investigan o tocan los nuevos objetos que se les presentan, con estos animales es fácil. Para los animales que son cautelosos, o menos propensos a tocar un objetivo por su cuenta, procedo más lentamente.Comportamientos básicos 2

Trabajo para conseguir objetos diana porque considero que los targets son un ladrillo de construcción importante para muchos comportamientos futuros (ver mi artículo: Las muchas caras de la focalización ). Una vez que un animal hace diana fácilmente, sé que he desarrollado un nivel adecuado de comodidad y confianza y estamos listos para continuar.

4. Clícker.

Ahora estoy listo para agregar un clícker a mi targeting. Solo cuando el animal está cómodo y se acerca, toma comida y toca el objeto diana conmigo de manera confiable, introduzco el clícker. Esta decisión sorprende a algunos entrenadores que están acostumbrados a usar un clícker desde la primera interacción con un animal. La idea de usar un clícker desde el principio probablemente se desarrolló a partir de la introducción del entrenamiento con clicker para los dueños de mascotas que ya tienen una gran relación con ellas. Cuando comienzas con un animal que te conoce, confía y come de su entrenador, tiene sentido usar un clícker desde el principio. Sin embargo, cuando un clícker se usa demasiado pronto con animales que no confían en sus adiestradores, es probable que el click esté asociado con experiencias aterradoras y el click no adquiera las propiedades positivas deseadas.

Es importante guardar el clícker hasta que el animal esté completamente cómodo en su entorno.

He trabajado con animales exóticos, animales de granja sin historial de entrenamiento y animales en refugios cuyas interacciones pasadas con personas no han sido ideales. He visto entrenadores bien intencionados comenzar a hacer click con un animal que todavía tiene miedo, no come o tiene ganas de huir. Es importante guardar el clícker hasta que el animal esté completamente cómodo en su entorno. Esperar hasta ese momento permite que el click desarrolle el valor de refuerzo positivo lo más fuerte posible . En algunos casos, no uso un clicker en absoluto, especialmente si el ruido en sí da miedo al animal. En esos entornos puedo usar un marcador diferente, como un silbato suave o una palabra.

5. Estación, posición.

Me gusta establecer algún tipo de comportamiento de posicionamiento predeterminado. Un comportamiento de posicionamiento predeterminado es un comportamiento que realiza un animal, o un lugar al que va un animal (estación), mientras espera la siguiente señal, cuando el animal está anticipando un refuerzo o tiene dudas sobre qué hacer a continuación. El posicionamiento puede venir en muchas formas: comportamiento sentado, contacto visual, ir a una colchoneta, saltar a una plataforma o moverse hacia una posición de junto. En algunos casos, busco establecer un posicionamiento antes de hacer target porque le da al animal un lugar cómodo para estar, una ubicación o comportamiento que siempre se reforzará. En realidad, tan pronto como el animal comienza a comer de mí, comienzo a crear una posición, pero es en este punto del proceso de entrenamiento que me concentro en posicionar como un comportamiento formal definido.

comportamientos básicos 3

6. Sigue el target u objeto diana.

Presento la idea de seguir un target a cualquier ubicación y a distintas distancias al principio del viaje de entrenamiento de un animal. Cuando el concepto de seguir un target está bien establecido, uso "seguir el target" para guiar a un animal a hacer cientos de comportamientos: ir a su caseta, indicaciones de detección de olores, comportamientos médicos, proyectos de investigación, trabajo con perros guía, habilidades de animales de servicio, comportamientos de agility, entrenamiento de trucos, y muchos más.   

7. Tocar.

La interacción táctil es una base para entrenar muchos comportamientos deseables. Con el tiempo, los animales con los que trabajo a menudo buscan y disfrutan de ser tocados. Pero al principio, pienso en el tacto como un comportamiento, y me aproximo gradualmente al contacto. Presto mucha atención al lenguaje corporal del animal y solo lo toco cuando el animal realmente lo permite; No progreso si el animal muestra algún signo de alejarse. Con frecuencia utilizo el target como un gran primer paso que lleva al contacto. En la mayoría de los casos, evito tocar la cabeza y los pies de un animal al principio, ya que pueden ser áreas muy vulnerables. Generalmente comienzo con la grupa, el costado y los hombros.

8. Comportamientos de manejo y cuidado.

Una vez que he enseñado los fundamentos básicos descritos anteriormente, enseño las conductas de cuidado y manejo. Las conductas de cuidado y manejo incluyen usar un bozal, usar un arnés, responder a la llamada, ir en automóvil, permanecer en una báscula, la mayoría de los comportamientos médicos, en resumen, todo lo que se necesita para el cuidado diario adecuado. Este tipo de comportamientos son necesarios a lo largo de la vida de un animal y son una parte permanente de mis planes de entrenamiento en todas las etapas de la vida de un animal.

Las conductas de cuidado y manejo son importantes y deben ser entrenadas tan pronto como se establezcan los cimientos.

Las conductas de cuidado y manejo son importantes y deben ser entrenadas tan pronto como se establezcan los cimientos. Algunas veces, me veo forzado a usar comportamientos de cuidado y manejo antes de que estén listos o entrenados (por ejemplo, medicación diaria, pelado inmediato y recortes de uñas necesarios para la salud, movilización y transporte de animales, etc.). Sin embargo, cuando es posible esperar, lo hago. Las conductas de cuidado y manejo se benefician de tener una relación sólida y habilidades fundamentales bien establecidas.

9. Capturando

Hasta este punto, he guiado o dirigido al animal en su aprendizaje. A continuación, le enseño al animal que puede hacer que el click aparezca a través del comportamiento que él inicia. En este punto, el animal ha aprendido algunas reglas sobre el entrenamiento, incluida la necesidad de ir a una estación o un comportamiento predeterminado. Por lo tanto, una sesión de captura requiere una configuración ambiental diferente para enseñar al animal que un "nuevo juego de entrenamiento" y un nuevo conjunto de reglas están vigentes.

Hago el entorno totalmente diferente al de una sesión normal. Por ejemplo, en lugar de una bolsa lateral, escondo las golosinas en un lugar al que puedo llegar rápidamente. Intento no hacer que esta nueva etapa parezca una sesión de entrenamiento . Me aseguro de que no haya un lugar para ir a la estación, y coloco algún objeto en el centro de la habitación. El animal usualmente revisará el objeto, y yo hago click y refuerzo su iniciativa (en las sesiones de captura, generalmente lanzo el refuerzo al suelo). La primera sesión de captura es la más difícil porque el animal debe iniciar la acción sin mi guía, solo puedo hacer click. A veces necesito moverme por la habitación, para que el objeto quede entre el animal y yo, hasta que el animal descubre que debe iniciar el comportamiento.

Sigo diferenciando futuras sesiones de captura de otras sesiones mediante la configuración de la sala y el entorno de una manera única. Por ejemplo, con mis perros, coloco un objeto en el centro de la habitación, salgo de la habitación y me siento en la puerta con una puerta para bebés o una puerta para perros que me separa de la habitación donde se encuentra el perro. La configuración no se parece a ningún otro tipo de sesión de entrenamiento . Puedo ver lo que está haciendo, pero el perro no puede alcanzarme, y eso lo alienta a investigar el objeto. Después de aproximadamente tres de estas sesiones, encuentro que la mayoría de los animales reconocen las nuevas reglas de esta configuración y tengo una nueva forma de entrenar un comportamiento.  

Al principio, normalmente hago una sesión de "captura" de cada cuatro sesiones de entrenamiento. Una vez que el animal aprende a generar un comportamiento en una sesión de captura, luego modifico ese comportamiento a través de pequeñas aproximaciones y lo adapto a una nueva variación del comportamiento original (esto a veces se denomina moldeado libre). Regreso a las sesiones de target con frecuencia porque, inicialmente, puedo configurar comportamientos más rápidamente con un objeto diana. Pero una vez que el animal ha aprendido a ofrecer comportamientos en una sesión de captura, quiero que el animal se sienta cómodo moviéndose de un lado a otro entre  el targeting y la captura.   

Sugerencias, no una receta.

Es esencial saber cómo observar animales y cómo evaluar su comodidad y adaptarse a sus comentarios y necesidades.

Estos pasos conforman mi plan para comenzar la formación con un nuevo alumno. El plan paso a paso ha sido muy efectivo para mí en mi carrera, pero es solo un punto de partida. Es mi plan estándar cuando estoy enseñando a los nuevos instructores cómo entrenar, pero no es un conjunto de reglas rígido o una receta que deba seguirse a ciegas. La formación no siempre es lineal; a medida que un animal desarrolla habilidades, a menudo entreno más de una cosa a la vez o avanzo a la siguiente conducta mientras todavía estoy fortaleciendo las conductas aprendidas previamente. Por ejemplo, podría enseñar a un perro una duración prolongada con un comportamiento táctil, introducir un bozal y tratar de capturar un comportamiento de giro todo el mismo día. Es esencial saber cómo observar animales y cómo evaluar su comodidad y adaptarse a sus comentarios y necesidades.  

Comparto este plan de formación básica como alimento para el pensamiento y como un enfoque alternativo para que los animales tengan el mejor comienzo posible. La enseñanza es una parte muy importante del desarrollo de las relaciones con los animales en nuestras vidas; es importante comenzar esa relación de la manera más clara posible.

Feliz entrenamiento.

Ken Ramirez

Ken Ramirez imparte el curso de cinco días (1-5 de noviembre) de Adiestramiento Profesional por primera vez en España.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto