“Lo Normal” siempre está cambiando…

bordeer collie corriendo. Kay Laurence

Ahora planifico alinear cualquier comportamiento con las recompensas probables de ese comportamiento en el futuro.

Gracias a Dios, avanzamos, no nos quedamos quietos.
Recientemente compartí en facebook unas pruebas de perro ovejero  en UK y eso creó una serie de consultas sobre el entrenamiento en positivo para perros pastores. Al igual que en muchos campos de entrenamiento, existe toda una gama de puntos de vista, algunos modernos y otros tradicionales. Ninguno es necesariamente mi elección.
Algunos entrenamientos modernos involucran nuevas tecnologías y algunos entrenamientos tradicionales involucran mucha empatía. Lo moderno no equivale a bueno y lo tradicional no es malo. Es la aplicación la que puede ser suave o brusca, ignorante o reflexiva, no la tecnología en sí misma.
La cuestión de enseñar al perro uLo normal siempre está cambiando. Kay Laurencen tumbado con un clícker y comida en preparación para el trabajo de pastoreo me planteó una Seria Duda que me obligó a caminar por el campo varias veces. (Lo mejor para pensar).

Ahora planifico alinear cualquier comportamiento con las recompensas probables de ese comportamiento en el futuro. Mis perros esperan en una puerta de entrada y esto NO fue entrenado con comida. La recompensa es perseguirse unos a otros a través del campo… ¿insistiría en que se tumben o se sienten? ¿entrenaría eso con comida?           Ya no más.

Lo normal siempre está cambiando

Kay Laurence | 6 de agosto de 2020 | 6 min de lectura

Lo que era normal en el entrenamiento hace 20 o 40 años no es lo mismo a día de hoy. Hay quien mantiene persistentemente la normalidad de 1976, pero afortunadamente hay suficiente gente con una comprensión más profunda de los procesos y han mejorado la normalidad.

Lo que hemos aprendido en los últimos 20 años desde el primer éxito de la ola de revolución del clícker y del refuerzo positivo R+ es cambiar los cursos que ofrecemos y lo que la gente quiere aprender. Cada vez nos volvemos más sofisticados en nuestra comprensión, lo que a su vez cambia nuestra aplicación.

Recientemente mantuve una conversación online sobre entrenar collies jóvenes para trabajar con ovejas. ¿Enseñaría el “tumba” (o drop) con un clícker y comida antes de pastorear?

No ahora, no hoy.

¡Tumbarse!
El perro no está obligado a tumbarse, sentarse o permanecer de pie cuando trabaja con las ovejas. Solo es necesario que se detenga. La visión tradicional de “debe tumbarse» es similar a la opinión de “los perros deben sentarse” cuando saludan.
Es la opinión de que la supresión debe usarse para lograr el control del comportamiento y el control del perro. El control siempre está presente dentro del perro, originado por el perro para obtener resultados beneficiosos y cuanto antes reconozcamos cuándo ocurre y lo aprovechemos, antes dejaremos de forzar el control.
En el pastoreo, “detenerse allí”, tiene la función de terminar el movimiento actual y escuchar la próxima instrucción.
Es mucho más difícil para el perro asumir instrucciones cuando está en movimiento y luego cambiar de dirección o de impulso. El “detenerse allí” es como pisar el embrague, antes de cambiar de marcha.

El control siempre está presente dentro del perro, originado por el perro para obtener resultados beneficiosos y cuanto antes reconozcamos cuándo ocurre y lo aprovechemos, antes dejaremos de forzar el control.

Predicción de recompensa
Cuando el perro reconoce una señal aprendida que tiene un historial de recompensa (refuerzo) por respuestas exitosas, el recuerdo de esa recompensa se activa al escuchar la señal. Este recuerdo sirve como incentivo para realizar la conducta. Ahora nos referimos a esto como estímulo predictor de recompensas (EPR o RPS por sus siglas en inglés).

El comportamiento se ve afectado por la anticipación de la recompensa específica.

Cuando el perro está entrenado a tumbarse con una señal verbal, al ser clickeado y recompensado con comida, se producirán varias cosas. El click o marcador funciona como una señal (estímulo predictor de recompensa) que hará que el perro mire (a la persona) buscando información sobre la entrega de comida.
Cuando trabajamos con las ovejas, no queremos que el perro mire a la persona sino que mantenga un escaneo visual continuo de la oveja.
A menudo verás que el perro anticipa las recompensas de comida con un lamido de los labios. Un click hace que Merrick babee. Si el perro no va a ser recompensado con comida sino con la continuación de las actividades predatorias, entonces puede ocurrir un conflicto.
Esto sería similar a cuando llegas a un restaurante, pides la cena y eres recompensado con un nuevo libro o un cupón para unas vacaciones. La repetición del error de recompensa te va a joder y es posible que dejes de pedir la cena.

Comportamiento en contexto, recompensa en contexto

Forzar una posición tumbada puede ser inapropiado para ese perro, haciendo ese comportamiento, en ese momento. La posición de parada debe quedar a discreción del perro que la adapte a la situación. Los perros que tienden a tumbarse por completo en cualquier oportunidad como respuesta predatoria, con mayor frecuencia o no son llamados a “levantarse”.
Le enseñaría al perro a detenerse mucho antes de acercarse a las ovejas, o durante el juego, pero ciertamente en conjunción con comportamientos predatorios: acechar, observar, rodear, flanquear, y las recompensas serían oportunidades predatorias adicionales. Esto puede estar en paralelo con muchos comportamientos juveniles. Los collies jóvenes a menudo practican sus comportamientos con otros cachorros, pollos y, a través de la observación, puedes ver los momentos en los que naturalmente se detienen y combinar eso con tus señales.

Ni comida, ni clícker.

bordeer collie corriendo. Kay LaurenceEste tumbado (drop) no este tumbado

Enseño el “drop” preciso y específico en esfinge, donde el perro se tumba con una columna nivelada, evitando cualquier progresión hacia adelante. La señal verbal es “drop”, y solo la usaría cerca de las ovejas si quisiera que el perro tomara esta posición y me mirara.
La nueva normalidad es alinear la recompensa para agradecer la continuación y la repetición de ese comportamiento específico. El comportamiento de tumbarse puede ocurrir por varias razones diferentes: quitar el peso de los pies, en preparación de rodar y rascarse la espalda, un gesto sumiso, gatear debajo de algo o como un depredador que se esconde de la presa.
CADA uno de estos casos es un comportamiento diferente, cada uno debe ser recompensado con recompensas específicas adecuadas para esos comportamientos. Cuando planeamos enseñar cualquier comportamiento, nuestra norma debe ser analizar la función natural de ese comportamiento para poder elegir la recompensa más apropiada.

¿Interés en aprender más?

Este es un tema muy rico y se extiende a todo nuestro aprendizaje, entrenamiento y comprensión. Las recompensas son un sistema complejo y si estás interesado en aprender más, te recomiendo encarecidamente el curso de habilidades de recompensas.

Te aviso que te puedes volver adicto a aprender y no me hago responsable si debeCurso habilidades de recompensas recapacitar sobre su anterior conocimiento y comprensión, pero eh, ¡esta es la definición de aprendizaje!

Cuanto más exploramos y combinamos la teoría, la biología y su aplicación, queda claro que no es un proceso simple, es complejo y muy sofisticado. Con mentes activas abiertas al aprendizaje, podemos seguir entendiendo más, aplicar en un formato fundamentado y mejorar la combinación de aprendizaje y perros en lo que conocemos, amamos y llamamos adiestramiento.

La nueva tecnología está cambiando nuestra comprensión, lo que influirá en las recompensas que elijamos. Explora las diferentes y diversas formas en que podemos ofrecer recompensas para brindar excitación, emoción, relajación, curiosidad o confianza.
Este curso es un recurso de por vida. Sigue el camino paso a paso o entra y sal cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *