Pensando en las emociones

BK Sinner frase emociones

Por Mary Hunter, 14 de mayo de 2020

Las emociones pueden ser un tema complicado. ¿Qué es una emoción? ¿Los animales tienen emociones de la misma manera que las personas? ¿Las emociones causan comportamientos? ¿Es importante prestar atención a las emociones de nuestros animales durante el entrenamiento?

Hemos tenido una charla sobre las emociones recientemente en el curso online Listen and Learn. Las emociones también aparecieron en el episodio de la semana pasada del podcast Equiosity, que es una conversación entre Alexandra Kurland, Cindy Martin y yo.

Es decir, recientemente he estado pensando mucho sobre las emociones, y quería compartir algunos de estos pensamientos en esta publicación de blog.

Emociones vs. comportamiento emocional

Mucha gente piensa que los analistas de comportamiento niegan la existencia de emociones. No es cierto en absoluto.

B. F. Skinner creía que las emociones, pensamientos y sentimientos existían. Sin embargo, lo que hace que las emociones, pensamientos y sentimientos sean especiales y difíciles es que son eventos privados. Es decir, una emoción solo puede ser experimentada por el individuo que tiene la emoción.

Las emociones son difíciles de medir y estudiar, ya que el mundo exterior no puede observar directamente las emociones de una persona o animal. Por ejemplo, puedo ver si estás caminando, corriendo o de pie parado. Incluso podría medir cuántos pasos caminaste o la velocidad a la que corriste. Sin embargo, no puedo medir directamente cuánto cansado estás después de correr una milla o cuánto emocionado estás si ganas una carrera.

Podrías describirme tus emociones. Pero no sabría si una emoción que describes es realmente la misma que yo siento o siente otra persona. Además, no sabría si estás describiendo tus emociones de manera veraz y precisa.

Sin embargo, en lugar de tratar con las emociones directamente, podemos estudiar lo que se llama conductas emocionales. Estas son todas las conductas observables que nos llevan a identificar una emoción en particular.

Por ejemplo, nunca sabré cómo mi caballo siente realmente el miedo. Sin embargo, puedo escucharlo resoplar, puedo medir que su ritmo cardíaco se acelera, puedo ver que se levanta la cabeza, sus ojos se abren y sus fosas nasales tiemblan. Estas son todas las cosas que puedo observar y medir.

Como otro ejemplo, mira la siguiente imagen del lechón y el gato. Nunca sabremos exactamente qué siente cualquiera de estos animales. Sin embargo, hay muchos comportamientos observables que pueden llevar a la conclusión de que el gato y el cerdo se sienten muy diferentes en esta situación.

cerdo y gato
¿Las emociones causan comportamientos?

En una conversación informal, las emociones se usan a menudo como causas de comportamiento. También se pueden usar para describir la personalidad de un animal y para explicar los patrones generales de comportamiento de un animal.

Por ejemplo, una persona puede decir que su perro gruñe e intenta morder a personas desconocidas porque tiene miedo. Esta explicación pone la causa del gruñido y el tarascón dentro del animal y puede llevar a la persona a decidir que tiene un perro «temeroso».

Aquí hay algunos ejemplos más que se pueden oír en las conversaciones cotidianas que usan las emociones como causas del comportamiento:

    El hombre sonrió porque estaba feliz.
    La niña no se fue a dormir porque estaba enojada.
    El caballo pateó y relinchó porque estaba molesto.

Sin embargo, si usas las emociones como causas de comportamiento, todavía hay que explicar por qué ocurrió la emoción. Por ejemplo, la niña no se fue a dormir porque estaba enojada. Pero, ¿por qué estaba enojada previamente?

Por lo tanto, los analistas de comportamiento prefieren adoptar un enfoque diferente. Buscan eventos en el entorno que causan tanto el comportamiento como la emoción.

Por ejemplo, en lugar de decir que el miedo de un perro hace que gruña, puedes buscar eventos que ocurrieron antes y después del gruñido. Tal vez un joven invitado arrinconó al perro porque quería acariciarlo a toda costa. El perro gruñó, y el niño retrocedió y lo dejó solo. Estas circunstancias crearon condiciones que llevaron a AMBOS al lenguaje corporal que podría etiquetarse como miedoso y al gruñido del perro.

Tal vez te preguntes si este cambio de pensamiento es importante. Creo que lo es. Pensar de esta manera te ayuda a buscar más cuidadosamente las cosas en el entorno que influyen tanto en el comportamiento como en las emociones de tu animal.

También te ayudará a ver más flexibilidad en el comportamiento del animal. Si decides que tienes un perro «miedoso», es posible que te resignes a vivir con esta etiqueta. En cambio, si identificas los factores desencadenantes y las consecuencias que contribuyen a su miedo, será más fácil para ti ayudarlo a mantener la calma y comenzar a enseñarle nuevas conductas.

BK Sinner frase emociones
Darnos cuenta de las emociones y usarlas como información

Las emociones no causan comportamiento. Sin embargo, sigue siendo muy importante estar pendiente de ellas. Cuando notes comportamientos emocionales, puedes usarlos para evaluar cómo se siente tu animal en este momento, evaluar cómo va tu entrenamiento y tomar decisiones sobre cuándo cambiar las cosas.

Te animo a que prestes mucha atención a los cambios en el comportamiento emocional del animal. Cuando veas cambios, intenta descubrir qué los causó.

Si son cambios que te gustan, toma nota, para que puedas intentar producir estos comportamientos emocionales en el futuro. Si son cambios que no te gustan, ¿qué puedes cambiar para que el animal pueda volver a estar feliz y relajado?

Es fácil notar grandes cambios en el comportamiento emocional. Sin embargo, a veces puedes perderte cambios más pequeños. Por ejemplo, quizás el animal sigue participando en la sesión de entrenamiento, pero comienza a agarrar las golosinas un poco más bruscamente de tu mano. Es importante notar estos pequeñitos cambios para que puedas hacer algo al respecto antes de que se conviertan en cambios más grandes.

Te animo a que dediques un rato de esta semana a buscar cambios en el comportamiento emocional de tu animal. Haz de detective. Intenta ver si puedes descubrir qué eventos en el entorno llevaron a estos cambios.

Para aprender más sobre las emociones:

 Equiosity podcast Episode 102: Este episodio de podcast es una conversación entre Alexandra Kurland, Cindy Martin y yo. Hablamos sobre el proceso de refuerzo, jackpots, clicks sin refuerzo posterior, emociones y comportamiento emocional, y mucho más.
 The scientific case for emotional feelings in animals: estas son mis notas del discurso de apertura del Dr. Jaak Panksepp en la Art and Science of Animal Training Conference 2014.
 Conferencia sobre análisis de comportamiento y emociones: Esta es una conferencia que el Dr. Joe Layng dio en la Art and Science of Animal Training Conference 2016. Está disponible para su compra en el sitio web de ASAT.
Listen and Learn audio course: si estás interesado en aprender más sobre la ciencia del comportamiento y cómo se relaciona con el entrenamiento, consulta el nuevo curso online que creé con Alexandra Kurland y Dominique Day.

Un comentario de “Pensando en las emociones

  1. Omar Rodriguez dice:

    Muy buen Artículo, gracias por Compartirlo, creo que las emociones tienen un papel fundamental en el entrenamiento, tanto para el maestro como el alumno, los dos se ven influenciados por el tipo de emociones que experimentan en ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *